Las principales áreas de enfoque para la ley médica incluyen la confidencialidad, la negligencia y otros agravios relacionados con el tratamiento médico (especialmente negligencia médica), y el derecho penal y la ética.